jueves, 19 de noviembre de 2015

Cuarenta y ocho tés cien ratas



En Galicia tenemos unos días estupendos. En el paseo me tumbo encima de hojas caídas, siento el calor de la tierra abajo, y arriba veo el cielo azul  entre ramas de carballos, de las que se caen las hojas despacito.



Pero ¡cuantos colores! Me recuerda la palabra “Cuarenta y ocho tés, cien ratas”(四十八茶百鼠), té significa el color marrón; rata, gris. Es decir, 48 colores de marrón y 100 colores de gris. Son colores tradicionales japoneses.

 A finales del periodo Edo, el Gobierno shogunato dictó a los pueblos la ley de la prohibición de lujo, según la cual a los villanos sólo permitían vestirse kimono de algodón o cáñamo de color marrón, gris o índigo. Pero el deseo de querer llevar algo diferente de las otras personas existía incluso en aquel tiempo. Los artesanos que se dedicaba a teñir kimono intentaron conseguir muchos tonos de colores.  Cada vez que describían el nuevo color le ponían nombre, por ejemplo, como “gris-herrumbre”, “gris-uva”… De este modo, nacieron más de 100 tonos de color, especialmente, de marrón y gris. No son colores pomposos, pero son chic, y así se perfeccionó la cultura del color tradicional japonesa.


Un plato para estos días tan bonitos. ¿Cuantos colores se puede encontrar en él?


 Ingredientes: unos setas shitake, un puerro, dos dientes de ajo, un trozo de jengibre, una cucharada de salsa de soja, una cucharada de  aceite de sésamo, un poco de sal.

*Picar puerro, ajo, jengibre y mesclar con condimentos.
*Colocar verduras encima de shitakes.
*Hornearlos durante 5 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario